El sedentarismo y su relación con la obesidad

Comer en exceso no es la única causa del sobrepeso en las personas.

Estudios realizados por el American Journal of Medicine (Diario Americano de Medicina) demostraron que tener un estilo de vida sedentario es la causa principal del aumento en los índices de obesidad.

Esto quiere decir que, aunque no ingiera una cantidad de calorías, la falta de actividad física puede derivar en un aumento del Índice de Masa Corporal.

El sedentarismo, además de provocar un importante daño a nuestro sistema cardiovascular, contribuye a acentuar los efectos de otros factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión o el colesterol. Estos efectos se pueden empeorar si la persona fuma y tiene una alimentación desequilibrada.

Para evitar este padecimiento, la Organización Mundial de la Salud recomienda realizar 150 minutos de actividad física moderada a la semana, lo que beneficia al equilibrio calórico y el control del peso.

Otro factor importante para evitar el sedentarismo entre la población consiste en educar a los más pequeños en la necesidad de tener una vida activa, con ejercicio moderado y actividades al aire libre es el único método para ayudarles a convertirse en adultos sanos.

Fuente: Cromos

Guardar

Guardar